8/6/07

Fujimori: extradicion


Luego de bastante espera, rodeos y especulacion sobre los posibles resultados la fiscal chilena Monica Maldonado presento su informe (no vinculante) ante el juez supremo en el que solicita la repatriacion de Fujimori. A esto se le suma orden de arresto domiciliario a Fujimori presentada el dia de hoy.

(ver el informe de la fiscal chilena aqui)

Copio una nota que salio en la web de rpp, en la que se presenta diversas posiciones sobre el informe y sobre las consecuencias que produciria su extradicion.


"(AFP).- Una eventual extradición de Alberto Fujimori -posibilidad incrementada tras la recomendación de una fiscal chilena que avaló casi todas las acusaciones contra el ex mandatario- podría repercutir en el gobierno de Alan García, que tiene una tácita alianza en el Congreso con el fujimorismo, estiman analistas. El informe de la fiscal Mónica Maldonado a su vez instaló en la escena peruana la impresión de que le será muy difícil a Fujimori evitar un fallo de la Corte Suprema de Chile a favor de la extradición.

"Con Fujimori extraditado, encarcelado y enjuiciado es imposible que el gobierno mantenga su actual alianza parlamentaria con los fujimoristas", dijo a la AFP el analista Mirko Lauer. "Los parlamentarios fujimoristas tendrán en ese momento otras tareas que ahora y eso los hará incompatibles no sólo con el gobierno sino probablemente también con el sistema democrático", añadió.

El apoyo fujimorista ha sido clave en los primeros 11 meses de García para la gobernabilidad de un país cuya alternativa en las elecciones de 2006 fue el aliado del líder venezolano Hugo Chávez: el nacionalista Ollanta Humala. El partido de García, el socialdemócrata APRA, estableció puentes con la importante conservadora bancada fujimorista (13 legisladores) para alcanzar una precaria mayoría en el Parlamento unicameral de 120 miembros.

El presidente García, en su primera declaración a la prensa tras la recomendación de la fiscal, se limitó a ofrecer garantías a la comunidad internacional de que Fujimori gozará de un proceso justo y pidió no convertir el caso en un "circo político". "Si la justicia chilena concede la extradición, tengo confianza en que el Poder Judicial peruano garantiza total transparencia y objetividad", dijo García.

El dictamen de la fiscal chilena le puso muy alta la valla al juez Orlando Alvarez y al propio Fujimori, para evitar la extradición al enfatizar los presuntos delitos de lesa humanidad en la acusación, estimó el abogado Carlos Basombrío. "Casi 10 años después de la detención de Pinochet en Londres, el proceso a Fujimori se convierte en nuevo hito en la lucha contra la impunidad de los crímenes de Estado", anotó Basombrío en un diario local.

El eventual retorno de Fujimori a Perú, el primero desde que en noviembre de 2000 el Congreso lo destituyó en medio de un escándalo de corrupción y huyó a Japón, país de sus padres, reactivará sus lazos con la clase política, prevé por su lado el analista Augusto Alvarez. "La justicia peruana debe prepararse para enfrentar el caso más complejo en su historia. No tanto por la dificultad para probar las acusaciones, sino porque la sólida red de conexiones de Fujimori en el ámbito judicial, económico y político -nada menos que 13 parlamentarios bien articulados y con capacidad de negociación- jugará a su favor", señaló Alvarez.

En Lima dos fuentes del entorno de Fujmori, que pidieron reserva de identidad, expresaron a la AFP su desaliento por la decisión de la fiscal que acogió casi todos los delitos por los cuales el presidente fue denunciado por las autoridades peruanas. "Una visión realista del caso, basada en antecedentes chilenos, hace presagiar que será muy complicado evitar la extradición", indicó una de esas fuentes. La legisladora Keiko Fujimori, hija del ex presidente, expresó el jueves su preocupación por la posibilidad de que su padre no goce de un proceso justo en Perú.
En una entrevista con el diario chileno El Mercurio, el ex mandatario señaló que no sentía como un fracaso el informe que recomendó su extradición por unas pruebas que la fiscal Mónica Maldonado calificó de demoledoras.

La fiscal Maldonado recomendó extraditar a Perú a Fujimori por cargos de corrupción y de violaciones a los derechos humanos, pero su informe no es vinculante, sino un paso previo para la sentencia, que puede ser apelada ante la Corte Suprema."
-----------------------------------------------
opiniones?

3 comentarios:

Rodrigo B. dijo...

Efectivamente, lo de la extradicion se va poniendo cada vez más interesante. El gobierno se cuida mucho y viene señalando a través de distintas personas que no se pronunciará respecto al tema para no "politizar" la extradicion.

Lo cierto es que, ya sea que exista una verdadera alianza entre el APRA y el fujimorismo, o que se trate solo de agendas coincidentes, con la llegada de Fujimori su bancada en el Congreso apuntará a defenderlo tanto en el terreno del Estado como en el de la calle, como han anunciado algunos dirigentes fujimoristas. Esto obligará, de todas maneras, a tomar posición en el gobierno.

Salvo que fujimori tenga comprometido a García por algo que no conocemos, probablemente sea muy costoso mantener esta suerte de "convivencia" que hemos tenido desde el inicio del gobierno. En caso el fujimorismo pasara a la oposición, tendríamos a la primera bancada coherente y disciplinada en la oposición. Ciertamente podrían haber cambios importantes en la formula utilizada por el APRA para gobernar hasta el momento.

Roberto dijo...

opiné algo en mi blog. lo reproduzco aquí para el debate.

(1) no creo que en el perú exista algo así como una lealtad política. en el congreso, al menos, no hay posiciones partidaristas o bloques de posiciones. más bien coincidencias para un tema u otro. por ejemplo, hemos visto los consensos transversales a diferentes partidos para temas como defensa, entre otros. ¿es posible que los fujimoristas pasen a la oposición con un alberto fujimori encarcelado? yo lo dudo. se seguirán moviendo como lo han estado haciendo este último año, de acuerdo a la coyuntura.
(2) el apra le debe poco al "movimiento democrático". desde la sociedad civil se ha hablado mucho sobre su papel en el derrocamiento de alberto fujimori. yo creo que influyó más el contexto internacional que el interno. por lo tanto, ya sea porque el movimiento democrático es realmente débil o porque no hay tal deuda, es muy probable que el apra se maneje en el próximo escenario de acuerdo a las presiones que vengan del congreso norteamericano (sobre todo con las negociaciones por el tlc) o por otros organismos internacionales.
(3) la oposición está tan fragmentada (y tan fuera de juego, a raíz del creciente protagonismo de los líderes regionales) que no sacará mucho provecho de la extradición de alberto fujimori. sin embargo, no faltarán algunas presiones que tratarán de politizar el tema (para un lado u otro), enturbiando un proceso penal que debería servir de lección sobre el fortalecimiento de la democracia en el perú.

Hugo dijo...

1) No sé en qué medida resulte tan costoso para el APRA mantener una posición oficialmente neutra e informalmente ambigua respecto de este tema.

Que miembros del partido hicieran "por su cuenta" declaraciones opuestas no sería nada nuevo. Dos cañones como dirían algunos.

El gobierno tiene de su lado la reciente presentación del tema de Santa Anita como una cuestión de derecho, el pronunciarse sobre la neutralidad frente a un caso judicial no haría más que aprovechar esa veta de legalidad ascéptica, con sucesivas referencias al estado de derecho y a la confianza en la capacidad del poder judicial. Una suerte de "dejemos trabajar al poder judicial y no perdamos de vista cuestiones importantes para el país". Si hasta es fácil imaginarse a Alan o a Del Castillo con declaraciones de ese tipo.

2) Sobre las posiciones en el congreso, creo que las cuestiones sobre Fujimori son distintas al ejemplo de Defensa. Sobre éste, ningún grupo parlamentario tuvo una posición central al respecto como idea fuerza durante la campaña, ni forma parte de una cuestión identitaria; por lo cual es comprensible que haya cierta libertad de movimiento y dispersión de voto al respecto. El tema Fujimori, pese a que no sea una cuestión a debatir directamente en el congreso, podría condicionar tales libertades y demandar por lo menos la presentación frecuente de discursos de bloque. Al menos en el caso de los fujimoristas, que parecen tener más contacto con sus bases que otros sectores.

3) Sobre deudas al movimiento democrático, creo que no existen. Más allá de reconocer la cooperación con muchos peruanos, la referencia a tal movimiento es gaseosa y en caso de sentirse en deuda, lo permeable de sus límites haría impagable un favor de tal naturaleza. Y por lo demás me parece bien que así se sintiera una deuda, no se hiciera el menor privilegio por ella; porque un gobierno no debe moverse en función de pagar favores, ni hacerlo pensando en unos pocos o unos muchos, sino gobernar para todos. Fujimori debería caer por criminal, no por los odios que haya generado ni por las movilizaciones de rechazo o apoyo que motivara. Velar por ello no constituye pagar un favor, sino hacer cumplir la ley y nada más.

4) Sobre el provecho de la oposición, discrepo de que necesariamente tenga que ser poco el rédito. Recordemos que somos tierra de oportunidades, en la que carreras políticas enteras se han forjado en presentar la oposición a alguien como iniciativa personal. Olivera, para no ir más lejos. Y como dije previamente, prefiero un opositor brillante que un grupo de opositores amigazos que no sepan ni argumentar.

5) No puedo esperar el momento de ver al abogado de Fujimori aquí. Ver a ese compadre reventarles en la cara los argumentos moralistas a tanto periodista dizque pensante y mordaz es simplemente delicioso. Una prueba fiel de que lo incorrecto debe ser superado no por moralinas o por una agregación de buenos deseos, sino por la neutralización razonada de su defensa. Algo que la izquierda local parece no ser capaz de entender (para mencionar a los autonominados paladines de la justicia).